top of page

"El Poder de la Imagen: Cómo Vernos Bien en las Fotos Fortalece Nuestra Autoconfianza"


La necesidad innata de vernos bien en las fotos es una manifestación contemporánea de nuestra búsqueda constante de autoaceptación y conexión con el mundo que nos rodea. En una era donde la imagen visual juega un papel crucial en cómo nos percibimos y somos percibidos, el deseo de presentarnos de manera favorable se ha convertido en un aspecto integral de nuestra identidad y autoestima.


Las fotos capturan momentos, emociones y experiencias que atesoramos a lo largo de nuestras vidas. Queremos ver en esas imágenes la versión más atractiva y segura de nosotros mismos, una imagen que refleje nuestra verdadera esencia. La satisfacción que sentimos al verse bien en una fotografía va más allá de la vanidad superficial; está arraigada en el anhelo de ser auténticos y sentirnos valorados.


Cuando nos vemos bien en las fotos, experimentamos un impulso de confianza que se extiende más allá de la imagen misma. Esta confianza se infiltra en todas las áreas de nuestra vida, influyendo en cómo nos relacionamos con los demás, cómo abordamos desafíos y cómo enfrentamos nuevas oportunidades. Sentirse atractivo en las fotos puede potenciar nuestra autoestima y nutrir una relación más positiva con nosotros mismos.



La fotografía también nos conecta con los demás de una manera profunda. Compartir fotos es una forma de comunicación visual que trasciende las barreras del lenguaje. Al presentarnos bajo nuestra mejor luz, estamos invitando a los demás a conocernos y relacionarse con nosotros de manera más positiva. Las fotos son una ventana a nuestra personalidad y nos brindan la oportunidad de expresar nuestra singularidad y belleza interior.


En última instancia, la necesidad de vernos bien en las fotos surge de nuestro deseo universal de autenticidad, autoafirmación y conexión humana. Al sentirnos a gusto y orgullosos de cómo nos vemos en las imágenes, estamos fomentando un amor propio saludable y una apreciación por la diversidad de formas, tamaños y expresiones que conforman la maravillosa gama de la experiencia humana.



De ahi surge la duda si somos fotogénicos o podemos aprender a serlo, que es un tema que me apasiona. Porque realmente no hay sesión de fotos que la persona que viene se siente insegura frente a la cámara. Y no influye si esta dentro de los parámetros de belleza establecidos, que también son otro tema para discutir.


Tuve la oportunidad de sacarle fotos a niños de 12 años, muchos, por muchos años. Y cada uno se tenía que sentar solo frente a la cámara, además bajo la mirada de sus compañeros. Cosa que no fue tarea fácil, ni para mi, ni para ellos, jjajjajaa. El punto es que la seguridad que tenían algunos era maravillosa, pero sobre todo la práctica.


Te invito a tener una experiencia diferente, de exponerte frente a la cámara. Lo puedes hacer fácilmente tu solo con tu celular, o con mucho gusto puedes agendar una sesión conmigo.





Comments


Featured Posts
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page